Televideo

Su productora de televisión en Colombia

Salvador de Mujeres

Capítulos/Duración: 120 x 60 min

Autor: Marcela Citterio

Director: Gabriel González

Protagonistas/Presentadores: Ruddy Rodríguez, Carlos Guillermo Haydon y Alejandra Sandoval.

Producido para: Venevisión International (Venezuela)

Año: 2009

Target: Familiar

Formato: Telenovelas

Reseña:
Luego de triunfar en el ring, Salvador “El Tigre” Valdez pierde su título y la posibilidad de volver a pelear debido a las movidas oscuras de Don Carlos, un empresario del box que le tiende una trampa en venganza por haberse negado a firmar un contrato de representación con él. A punto de perder su casa y sin más opciones para sacar a su mamá y hermanas adelante, Salvador decide aceptar la propuesta de Josefina Álvarez Castillo, la rica propietaria de un gimnasio que le ofrece trabajo como entrenador personal. En el gimnasio conocerá a su hija, Socorro “Coco” Álvarez Castillo, la famosa modelo con quien él siempre ha soñado. Con el tiempo y sin saberlo, las dos mujeres comenzarán a competir por su amor. Josefina le propondrá un trabajo extra, bastante inusual y arriesgado, para que pueda saldar las deudas que cada día lo acosan más: convertirse en el amante a sueldo de ella y sus solitarias clientas. Salvador aceptará obligado por las circunstancias. Con lo que Josefina no cuenta, es con el sentimiento que “El Tigre” empezará a despertar en ella. Por su parte, Socorro pasará de ignorarlo a encontrar en él un apoyo que le permitirá olvidar su fallido matrimonio. Entre Salvador y Socorro nacerá poco a poco un amor profundo que estará siempre en riesgo debido a la vida secreta del ex-boxeador y la rivalidad latente entre madre e hija. Salvador se convertirá en un amante a sueldo, pero no será un amante más. Será el hombre más deseado por aquellas mujeres que han sido engañadas, despreciadas y olvidadas. Mujeres que en él encontrarán el cariño, la seguridad y las caricias que les han sido negadas. El mismo “Tigre” Valdez que antes supo dejar el alma y la vida en el cuadrilátero de boxeo, lo hará ahora en el cuadrilátero del amor.

 

Share